Sucá en la Inquisición - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Sucá en la Inquisición

Etapa Electónica 2
Sucá en la Inquisición
                                   
Por: Eli Suli (México)
        
A lo largo de nuestra historia, los Yehudim hemos superado todo tipo de obstáculos para poder observar la Mitzvá de la Sucá. Pero quizás uno de los ejemplos más llamativos de amor y determinación del pueblo Judío hacia este precepto, es la Sucá que fue construida en las cárceles de la inquisición de la ciudad de México en el año 1603, por un cripto-judío llamado Sebastián Rodríguez.

Sebastián había nacido en Portugal, en el año 1573, en un pueblo llamado San Vicente Davera, pero abandonó su casa a la edad de siete años, para trasladarse hacia Sevilla (España), donde trabajó en la tienda de su tío Antonio Rodríguez, quien le había enseñado a leer y escribir.

A los catorce años de edad, en el año 1587, se embarcó hacia la Nueva España (nombre anterior de México) y se asentó en la ciudad de Puebla, en la casa de un pariente lejano, también portugués, de nombre Guillermo Rodríguez, el cual lo enviaba a los pueblos aledaños a vender ropa. A los dieciséis años se independizó y comenzó a trabajar por su cuenta.
        
A los dieciocho años se casó con su prima Constanza Rodríguez, que era siete años mayor que él. Previo a la boda, su cuñado Domingo Rodríguez, y Manuel de Lucena, llevaron a Sebastián al campo y le enseñaron muchas de las Halajot (leyes y tradiciones) de la Torá respecto al matrimonio y la vida judía, aunque él ya tenía algunas nociones de estas.
                                
       
 

                   
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal