Simón Barer - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Simón Barer

Etapa Electónica 2
 Simón Barer
Por: Laura Schwartz
09-08-16
 
 
 
                                                 
 
Simon Barer, considerado  “el más grande mecanismo pianístico de la historia”, nació el 20 de agosto de 1896 en Odessa, bajo el Imperio Ruso. De muy humilde familia , sus padres tocaban el piano  y Simon fue el hijo número once de doce hermanos que daba conciertos en cafés y locales nocturnos siendo un niño. Se lo reconoció como un prodigio en el teclado y a los 11 años de edad fue admitido en la Academia Imperial de Música de Odessa. Después del fallecimiento de su madre viajó en 1911 a San Petersburgo y se presentó en el Conservatorio, donde fue escuchado por el compositor e influyente maestro de música ruso  Aleksandr Glazunov.   Glazunov quedó tan impresionado por las versiones que interpretó Barer de la  paraphrasis  de Liszt del Rigoletto de Verdi y el Estudio en do sostenido menor de Chopin que decidió protegerlo de tal manera que logró que el adolescente fuera aceptado en el Conservatorio a pesar de no estar permitido el ingreso de judíos y además se aseguró que permaneciera en esta casa de estudio por siete años para evitarle el servicio militar. Estudió con las grandes maestras de piano Anna  Jessipowa Leschetitzky  e Isabella Vengerova  y con el compositor y pianista Felix Blumenfeld.  Fue compañero de estudio de Vladimir Sofronitsky con quien dio dos recitales. En 1919 recibió el Premio Anton Rubinstein y fue nombrado profesor en el Conservatorio de Kiev.

 
     En 1929 Barer obtuvo permiso de las autoridades stalinistas para salir de Rusia, siendo nombrado embajador cultural en Escandinavia, desde donde pudo establecerse en Riga y lograr hacer salir de Rusia a su mujer y a su hijo. Luego permaneció en Berlín hasta 1936 cuando debió huir por la persecución nazi.  Ya, para entonces el virtuosismo  de Simon Barer (su apellido fue afrancesado como Barere por las compañías discográficas) era conocido en Europa.  

 
     Dio conciertos en Australia, Nueva Zelanda y Sudamérica. Había  debutado en Inglaterra  en 1934 en el Piano Concerto N°1  de Tschaikowsky con Thomas Beecham en el podio. Barer interpretó  con un lirismo inigualado, desde Bach a Scriabin, desde Liszt, Schumann, Beethoven hasta Chopin, Rachmaninov, Glazunov. El pianismo de Simon Barer fue y seguirá siendo mágico, luminoso y clarísimo.
 
 
Su Islamey del ruso Mili Balakirev es y será insuperado por siempre jamás:
 
 
 
Ni que hablar de su interpretación del Estudio para mano izquierda de su maestro Felix Blumenfeld:
 
 
 
 
El siguiente link es una deslumbrante interpretación de Barer en el estudio Op.8/12 de Aleksandr Scriabin:
 
 
 
      El 2 de abril de 1951 se presentó en el Carnegie Hall de Nueva York para interpretar el Piano Concerto de Grieg, junto a la Orquesta de Filadelfia con  el director húngaro Eugene Ormandy (nacido Jeno Blau). De repente, en medio del concierto su mano izquierda cayó del teclado y un segundo después él mismo cayó de la banqueta. Nada se pudo hacer para salvarle la vida. A los 54    años Simon Barer falleció como consecuencia de un accidente cerebro-vascular.
 
    Lo sobrevivió su hijo Boris que puso a disposición de Appian Publications and Recordings grabaciones de Barer tomadas en vivo en Carnegie Hall en 1940, sala de conciertos en la que había debutado en 1936.
 
BONUS:
 
 
Simon Barer interpreta de Carl Maria von Weber Perpetuum Mobile
 
 
Referencia biográfica:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
                  
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal