Personajes célebres que vaticinaron el Holocausto - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Personajes célebres que vaticinaron el Holocausto

Etapa Electónica 2
Personajes célebres que vaticinaron el Holocausto
 
Por: Max Dániel
 
Me permito presentar en esta ocasión una recopilación y algunos datos sobre personajes importantes de la historia que previeron y advirtieron sobre una de las manchas más terribles de la humanidad en el pasado siglo.

En primer término tenemos a Leo Szilárd físico húngaro judío quien durante la Segunda Guerra Mundial formó parte de la comisión creada para la investigación y desarrollo de la primera bomba atómica. Él radicó en Berlín en la década de los años 20 y principios de los 30, y años antes de que Hitler llegara al poder, escribió una carta a un amigo en los siguientes términos: «... en cuanto lo que significa el destino de Alemania, siempre soy pesimista, porque optimista es quien se arroja del piso 22 de un edificio y al pasar por el piso 10, volteó hacia una ventana reflejado, y con una sonrisa se dice a sí mismo: hasta ahora no pasó nada».
En enero de 1933 el nefasto Hitler llegó al poder y para marzo 31 del mismo año, en un tren nocturno Szilárd abandona Alemania rumbo a Viena. A la mañana siguiente los custodios de la frontera bajaron a todos los judíos, pues ya Hitler había ordenado el cierre de fronteras a partir del 1º de abril. En 1936 ya en Viena, Szilárd vaticinó que Hitler ocuparía Austria en dos años más, lo cual efectivamente ocurrió en 1938 en el muy conocido «Anschluss». De Viena pasó a Londres, donde anunció su intención de emigrar a los Estados Unidos de Norteamérica, previendo el estallido de una guerra en Europa, algo que consiguió llegando a América en 1938.
Es evidente que algunas personas tienen el don de predecir o tal vez la intuición para ver el futuro. Uno de ellos fue el trascendental personaje para nuestro pueblo llamado Teodor Herzl, cuyo verdadero nombre era Tivadar Herzl. De él se podrían citar muchos apotegmas, entre ellos cuando anunció el Primer Congreso Sionista mundial en 1897, que habría un estado judío en un término de 50 años. Precisamente en el libro «El Estado Judío» hace mención con visión de profeta sobre el Holocausto.
Herzl quería enrolar en las filas del sionismo a su sobrino Jeno Heltai, a la sazón un famoso poeta y novelista, además de haber sido un columnista de un periódico. A Jeno en 1927 se le concedería en París la Legión de Honor, advirtiéndole Herzl lo siguiente:
«... ¡Cuidado! No se te olvide lo que te voy a decir: tú me dijiste que antes de ser judío eres húngaro. Esto lo escuché muchas veces de la boca de muchos judíos que dicen ser alemanes. Lo escuché en varios idiomas europeos, pero ten mucho cuidado porque verás en una ocasión no muy lejana, que te dirán que no eres húngaro, a otros les dirán que no son austríacos y a muchos que no son alemanes; pero entonces ya será demasiado tarde».
También Kurt Tucholsky vaticinó la tragedia que vendría. En sus últimos dos años de vida, dejó de dedicarse a la física y a la literatura, concentrándose a escribir cartas y hacer un diario. En su última carta fechada el 17 de diciembre de 1945 dirigida a Arnold Zweig quien residía en Palestina, cuatro días antes de que se suicidara a los 45 años de edad, le menciona:
«... Es inexplicable que a partir de marzo de 1933, se dio el éxodo en muy limitada proporción, cuando advertimos que de cada 10 judíos, 9 deberían emigrar y cuando mucho que sólo quedara uno».
Tenemos también al famoso sionista que participó en el Congreso de 1911, Max Nordau, cuyo nombre original fue Sunfeld Miksa y quien dijo entre otras cosas: «... Los gobiernos del mundo se preparan para el exterminio de 6 millones de judíos».
En la madrugada del 10 al 11 de mayo de 1933, en las universidades alemanas se hicieron grandes fogatas donde se incineraron mucho más de l00mil libros de famosos escritores judíos. Al respecto se puede citar lo que Heinrich Heine dijo desde 1923: «... Donde queman libros, al final van a quemar gente».
Lev Davidovich, mejor conocido como Trotsky, en 1938 predijo el Holocausto cuando declaró: «... El mundo está preparando el aniquilamiento de 7 millones de judíos europeos».
En 1937 en un discurso pronunciado en Varsovia, donde negociaba con el gobierno polaco el canje de armas por permisos de salida para l00mil judíos de Polonia, Vladimir Zeev Jabotinsky, profetizó lo siguiente: «... La catástrofe se está cerniendo. Mi corazón está sangrando porque ustedes, mis queridos hermanos y hermanas, no ven que el volcán va a hacer erupción y su lava los va a consumir. ¡Liquidad el Galuth o el Galuth los liquidará a ustedes!»
Ni la física ni la sociología o la antropología nos pueden explicar lo inexplicable que resulta el Holocausto. Tal vez sólo la simple narración de la historia y nuestra perspicacia, nos lleven más cerca de su comprensión.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal