Los pueblos de la Biblia - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los pueblos de la Biblia

Etapa Electónica 2
 Los pueblos de la Biblia
 
Por: Max Bery
 
Que hayan sido nómadas o que hayan constituidos ciudades-estados, se encuentran, en la Biblia, muy pocos testimonios sobre los pueblos en contacto directo con los Hebreos. Sin embargo se puede establecer su repartición en la región, en función de investigaciones arqueológicas.
 
 
Los Cananeos
 
Se les ha confundido a veces con los Fenicios; algunos textos antiguos, los consideraban mercantes caudalosos. La Biblia los ubica en Palestina. Lo seguro es que han influenciado las religiones de los alrededores así como los idiomas, como el hebreo.
 
En la segunda mitad del siglo XIV antes de nuestra era Burra-Buriyash, rey de Babilonia, mandaba al Faraón Amenhotep IV, una carta reclamando justicia y compensaciones en el asunto del asesinato de unos mercaderes babilónicos. Encontrada en Tell-Amarna, esta carta nos indica que Canaan estaba entonces bajo control egipcio.
 
En los mismos archivos, en una carta mandada colectivamente a los reyes de Canaan por el rey de Mittani, al norte de Siria, éste solicita un salvo conducto para sus mensajeros en camino hacia Egipto. Se entiende entonces que Canaan designaba la zona costera de Siria-Palestina. A la misma época el aumento del poder de los Hititos inquieta a Egipto, sobre todo porque el nuevo estado cananeo de Amurru, en el norte de Biblos, lleva una política ambigua: aun declarándose vasallo de Egipto saquea las tierras bajo control egipcio. En respuesta a otra carta, de la cual no se conoce el remitente, se exige al rey de Amurru someterse al Faraón, quien no cejará en utilizar la fuerza contra Canaan.
 
Un siglo antes el faraón Amenhotep II había mandado grabar sobre una estela en Menfis el relato de sus campañas victoriosas en Siria: entre otros había capturado 640 cananeos. El término define aquí la aristocracia mercante de la zona costera siria bajo control egipcio. Y la Biblia confiere al término "Cananeo" el mismo significado. Según Isaías los Cananeos eran poderosos negociantes de Tiro.
 
Asimismo, según el profeta Sofoni, Canaan era la tierra de los Filisteos y según Oseas era un país de mercantes poco escrupulosos. Cananeos y Fenicios se utilizan para designar mercantes en general, pero la identificación de Canaan con Fenicia queda incierta.
 
La Biblia menciona a los Cananeos en la lista de las poblaciones de Palestina distingue los Cananeos de los Amalequitos del sur de la Palestina, así como de los Jebusitos, de los Amoritos y de los Hititos, que vivían en los montes. Al momento de la conquista israelita los Cananeos ocupaban, no únicamente el espacio costero de la Palestina sino también el interior de las tierras, hasta el río Jordán.
 
Según el Génesis Canaan era el hijo de Cham y el nieto de Noé. El clan de los Cananeos se diseminó y su territorio se extendió de Sidón, Guerar, hasta Gaza, Sodoma y Gomorra. Con el tiempo se acentuó la mezcla de las poblaciones de Siria-Palestina. En la época final del Bronce Reciente (hacía 1200 a.e.c.) y del Hierro I (1200-900 a.e.c.) se ignoraba todo el idioma de los Hebreos, excluyendo su pertenencia a la familia de los idiomas semíticos. En efecto el hebreo es un idioma cananeo que comparte con sus vecinos un léxico común, una morfología y una sintaxis muy cercanas.
 
Más que hablar de un idioma cananeo conviene más bien hablar de una multitud de dialectos emparentados entre si y perteneciendo al semítico del noroeste. Esta variedad de dialectos reflejaba la diversidad de los estados de la zona, en la época del Hierro se llevaban muy a menudo relaciones muy conflictivas. Es difícil medir la diversidad lingüística de estos idiomas. Sin embargo, a partir del estudio del ugarito* de las cartas de Tell-Amarna, del fenicio, del hebreo y de algunas inscripciones transjordanas, es posible definir las principales características de los dialectos del noroeste semítico.
 
En la extensa área de la Siria Palestina, este grupo de lenguas tenía que ser relativamente homogéneo: hasta se desarrolló un sistema de escritura propio, alfabético.
 
La influencia cananea es también perceptible en el ámbito religioso. En efecto el corpus literario ugarita y hebreo se iluminan mutuamente, a pesar del tiempo que los separa. La divinidad principal del panteón ugarita "IL" dios supremo, padre de las demás divinidades se encuentra en la Biblia bajo la forma de "EL", uno de los nombres divinos, al lado de Elohim, Eloah, El-Shadday, Sabaoth y Yhwh. Otra divinidad mayor de Ugarit*, de Tiro, y de Sidón, es el dios de las tormentas Ba'al, mencionado varias veces como el dios principal de los cananeos. Su culto parece haber perdurado en Israel y en Judea: el autor del libro de los Jueces reprocha a los Israelitas adorar a Ba'al y a Astartea, diosa de la fecundidad, cuyo culto estaba muy difundido en el Oriente próximo. El culto de Ba'al parece haber sido muy floreciente en Israel, en ciertas épocas. Así algunos hijos de Saúl llevaban nombres relacionados con este dios: Ishba'al (hombre de Ba'al) y Mefiba'al (de la boca de Ba'al) .Según el libro de los Reyes este dios contaba con más de 450 sacerdotes e Ishtar (Astartea) unos 400, sin contar los adeptos, entre la gente sencilla. Los profetas y las autoridades sacerdotales denunciaron la presencia de lugares de culto dedicados a Ba'al en Samaria y hasta en Jerusalén. A pesar de las reformas de Ezechias (hacía 700 a.e.c.) y de Josias (hacía 620 a.e.c), el culto baalista no fue totalmente abandonado Es únicamente a partir del Exilio que el nombre de Ba'al desaparece de parte de los autores bíblicos.
 
*Ugari. Lugar arqueológico de Siria, al norte de Latakia, fundada en 6000 a.e.c. donde investigaciones modernas han descubierto antiguas instalaciones marítimas que sirvieron para un intenso comercio, y restos de una importante ciudad de la Edad de Bronce. Se han desenterrado restos de palacios, y templos y se han encontrado textos literarios y archivos, entre los cuales especímenes de escritura alfabética y fenicia. Ugarit fue destruida en el siglo XII a.e.c. por los Pueblos del Mar. Hoy se llama Ras Shamra.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal