Los judíos de Cochin - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los judíos de Cochin

Etapa Electónica 2
Los judíos de Cochin
 
Por: Max Bery
 
Igualmente en la India, pero a 1200 kilómetros al sur de Bombay, sobre la costa de los Malabars, en la ciudad de Cochin (estado de Kerbala) se encuentra otra comunidad, que no tiene nada en común con los B'nai Israel. Su origen está rodeado por la leyenda. Se compone de tres grupos bien distintos: los Blancos, los Negros y los Meshurarim o emancipados.

Se pudo más o menos establecer el origen de los Blancos. Son una mezcla de refugiados que huyeron de Judea, después de la destrucción del primer Templo y, en parte de otros refugiados desembarcados a partir del siglo XVI, oriundos de España, de Holanda de Alemania y de Siria. La asimilación de estas comunidades tan disparejas fue relativamente fácil, de manera que llegaron a formar una etnia casi homogénea.

Pero los Negros y los Meshurarim tienen la piel muy oscura, como la de los Hindús de esta región. Su origen es desconocido. Se supone que los Negros son descendientes de Hindús convertidos, mientras los Meshurarim serían antiguos esclavos emancipados, también convertidos al judaísmo.                

Es por lo tanto una situación muy confusa, a pesar de los contactos de esta comunidad con el mundo exterior, judío y otro, desde hace varios siglos. Ya en 1170, Benjamín de Tudela, de paso por esta región, da fe de la   presencia de un millar de judíos, tan negros como sus vecinos, quienes observan la Torá y también la ley oral.

Después hay un gran vacío hasta el principio del siglo XVI, cuando la esposa de un viajero portugués Gaspar de Gama, quien era judía de Cochin, trajo a sus correligionarios muchos libros de rezo en hebreo, que fueron confiscados a los judíos de Portugal al momento de su éxodo, en 1497. Luego los contactos con el mundo exterior fueron más frecuentes, sobre todo después de la llegada de los marranos de España y de Portugal. Bajo el dominio portugués, hasta 1883, gracias a la protección del rajá (gobernador local) los judíos pudieron conservar su identidad, evitando las conversiones forzadas o la expulsión, bajo la imposición de los agentes de la Inquisición.

En 1553 recibieron como liberadores a los holandeses (quienes desalojaron a los portugueses). Poco tiempo después llegó una delegación de la comunidad judía de Amsterdam, para examinar los problemas de sus correligionarios.

Aunque, desde entonces los contactos se hayan mantenidos con el exterior y que la emancipación fuese asegurada, los judíos de Cochin quedaron divididos en tres grupos, igual que antes. Todavía, al principio del siglo pasado esta discriminación era notoria, excluyendo cualquier tipo de relación, sobre todo entre los Blancos y los demás. Además, hasta 1032 los Meshurarim no estaban admitidos en las sinagogas de los otros grupos, salvo en Simjat Torá.

Sin embargo, desde 1882 Rav Leir Panigel, Gran Rabino de Israel había declarado que los judíos negros de Cochin eran verdaderos judíos, mientras los Meshurarim tenían que someterse a un proceso de conversión.

En 1948 muchos judíos cochinenses pidieron establecerse en Israel. La primera aliya sin embargo fue demorada por el Gobierno israelí, que necesitaba tener la seguridad que los nuevos inmigrados no fuesen contagiando al resto de la población con la elefantiasis, enfermedad muy común en Kerala. Una vez establecido que esta enfermedad no presentaba ningún peligro para los demás, un primer flujo de dos mil personas tuvo lugar entre 1953 y 1955. En 1970 más de cuatro mil estaban definitivamente integrados en Israel. Todavía quedan unos cuantos miles en la India, donde todavía viven en perfecta armonía.
Continuará...
Regreso al contenido | Regreso al menu principal