La influencia genética - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

La influencia genética

Etapa Electónica 2
 
La influencia genética
 
 
Por: Bertha Hoffman
 
 
El factor hereditario juega un papel sumamente importante en la posibilidad de adquirir ciertas enfermedades. Existen muchos padecimientos que no están involucrados con la herencia (por lo menos en parte) como son las ocasionadas por el medio ambiente. Ejemplo de ello son: las infecciones, los químicos cancerígenos o la alimentación, o las que pueden causar bloqueos en las arterias. Mientras que los genes en sí no provocan estas enfermedades, si pueden determinar cuan susceptible uno puede ser a ellas.
 
Los investigadores han encontrado que la influencia genética si se relaciona con muchas enfermedades comunes que pueden llegar a ser mortales, como: las del corazón; la diabetes; los cánceres de la vejiga, de las mamas, el colon, los pulmones, los ovarios, la próstata, la piel o la matriz, la hipertensión. La herencia también puede propiciar otros padecimientos menos graves como: las alergias, el asma, la glaucoma, la migraña, la osteoporosis, la artritis reumatoide, problemas en la circulación sanguínea y colesterol elevado. Algunos problemas psicológicos o de la conducta, incluyendo la depresión, la esquizofrenia, el alcoholismo y la obesidad, también están relacionados con la genética.
 
Por fortuna muchas de estas enfermedades se pueden evitar a pesar del riesgo de la influencia hereditaria. Por ejemplo, las personas cuyos familiares padecieron de enfermedades coronarias o diabetes tipo II tienen la posibilidad de disminuir el riesgo alimentándose a base de una dieta baja en grasas y alta en fibra, manteniendo un peso adecuado y haciendo ejercicio con regularidad.
 
En el caso de los riesgos psicológicos o conductuales, un terapeuta o un psicólogo calificado pueden ser de gran ayuda.
 
En términos generales, entre más cercano sea el vínculo familiar del transmisor de una enfermedad hereditaria, mayor será el riesgo para el descendiente. Para poder estar conscientes de estos factores, es necesario conocer la historia médica de la familia. En algunos casos, los factores no directamente genéticos pudieran ser más importantes que los genes en si para causar ciertas enfermedades. Sin embargo, como regla general podemos decir que los siguientes sucesos pudieran indicar una fuerte influencia genética, incluyendo:
 
1.- Una enfermedad a edad temprana. En la mayoría de los casos se requieren varias décadas para que los factores no-genéticos generen una enfermedad cardíaca, un cáncer y muchos otros padecimientos, por lo que entre más tempranamente se comience a padecer de alguna anomalía, la probabilidad de que tenga una causa hereditaria es más grande.
 
2.- La aparición de una enfermedad, regularmente se presenta en un familiar inmediato.
 
3.- La aparición de la misma enfermedad a una edad aproximada a la del familiar, indica que es hereditaria.
 
4.- Los tumores que crecieron independientemente en más de un lugar (ésto es diferente a cuando se van esparciendo de un lugar a otro). La hija de una mujer que tuvo cáncer en ambos pechos, por ejemplo, corre el riesgo tres veces mayor de que padezca de cáncer antes de la menopausia, comparado con aquella cuya madre tuvo cáncer en una sola mama.
 
5.- Enfermarse a pesar de haber tenido buenos y sanos hábitos. Por ejemplo, enfermarse del corazón a pesar de ser vegetariano, es muy posible que se deba a una influencia genética.
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal