La Carta de Moussali (Mayo 2017) - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

La Carta de Moussali (Mayo 2017)

Etapa Electónica 2
La Carta de Mousali
Mayo 2017
 
"En cada generación habrá aquéllos cuyo único propósito sea aniquilamos". Esta frase Ia hemos repetido hoy durante el Seder de Pesaj (pascua judía), corno la han repetido generaciones anteriores y la seguirán repitiendo generaciones futuras.
 
En el siglo XX fueron los Nazis, bajo la dirigencia de Adolfo Hitler, quien decidió aniquilar a los judíos de la faz de la tierra y, durante su mandato, eliminó a la tercera parte de la población judía mundial en sus campos de exterminio y a manos de sus hordas que sembraban la muerte por donde pasaban en toda Europa.
En este Siglo XXI oímos las palabras de Mahmoud Ahmadineyad, el anterior presidente de Irán, quien no solamente quería borrar a Israel del mapa, sino que convocó a todos aquellos que negaban la existencia del Holocausto judío en Europa. Ahora el líder supremo, el ayatola Jamenei, quiere desaparecer de nuevo a Israel, el único país judio en el mundo, al cual calificomo un "tumor canceroso" que debía ser extirpado del Medio Oriente.
 
Con el programa de armas nucleares de Irán avanzando a diario, este objetivo está en la mirada del ayatola. Esta visión de los judíos como subhumanos suena a Hitler y a los nazis, e incluso va mucho más allá.
 
En su libro, Andrew Bostom describió el legado del antisemitismo islámico. Habló de las conquistas tempranas del Islam sobre Ias tribus judias en Arabia: "Las frustraciones de Mahoma, al difundir su mensaje, fueron recompensadas con frecuencia por ataques asesinos contra los judíos."
 
Bostom explicó que Mahoma demonizaba a los judios porque lo rechazaron como profeta. "Mahoma mismo invoca algunos de estos temas", dijo el autor. Por ejemplo, uno de los castigos de los judíos era su transformación en simios o cerdos. Esos versos se oyen comúnmente ahora.
 
Esta imagen de "simios y cerdos' se encuentra en los textos fundamentales del Islam, como el Coran y el Hadis. El más notorio es el siguiente, a menudo citado por Al Qaeda, Hamas y otros grupos terroristas islámicos.
 
"El día del juicio sólo vendrá cuando los musulmanes peleen contra los judíos y los maten. Hasta que el judío se esconda detrás del árbol y la piedra, y el árbol y Ia piedra digan: Oh musulmán hay un judío atrás, encuéntralo y mátalo."
 
Si este tipo de enseñanzas se mencionan en el Corán y el Hadis (la interpretación de las Suras del Corán), ¿cómo podemos esperar que los musulmanes tengan una visión diferente del judaísmo? ¿Cómo, si desde niños les enseñan en las mezquitas y en las "madrazas" estas interpretaciones a todos los que se adentran en los estudios coránicos? Este odio se ha seguido perpetuando a través de los siglos. Y ahora no solamente están en la mira los judíos, sino también los cristianos, que son considerados por los musulmanes como una minoría protegida en los países árabes. El círculo del odio se ha ampliado y abarca ahora a todo Occidente.
 

Los extremistas islámicos han sido fanatizados y han difundido este odio no sólo hacia Occidente, sino también hacia sus propios hermanos musulmanes que no se han adherido a su forma integrista de pensar. Esto ha dado como resultado una lucha fratricida de terribles dimensiones en Irak y Siria, donde han asesinado a sangre fría a todos aquellos que no comulguen con sus ideas radicales.

El reciente ataque a las iglesias cristianas coptas de Egipto, con un saldo de decenas de muertos y heridos, es porque consideran que son seres que tienen que ser eliminados para que se pueda establecer su Califato en todos los países que profesan mayoritariamente la fe islámica.

Lo curioso es ver cómo Irán y sus ayatolas también han sido blanco de los ataques de estos fanáticos a causa de que su fe chiita es diferente a la que ellos profesan (sunita). Es por ello que la República Islámica de Irán les ha declarado la guerra, porque también a ellos se les ha considerado co-mo kafirun (pecadores) que hay que eliminar.

En este ambiente de muerte y asesinatos vive el Medio Oriente. Tal vez el único país que no ha sido tocado hasta ahora es Israel, donde los musulmanes viven en libertad, lejos de las matanzas diarias, de las muertes porsofocación con gas sarín, que recientemente el presidente Bashar al Assad y sus aliados usaron para someter a sus enemigos. Es en la Ribera Occidental y Gaza donde los fanáticos son capaces de inmolarse con la sola intención de matar judíos, porque, según ellos, matar un israelí es convertirse en shahid o mártir de la causa. Así, se hacen explotar convencidos de que, al morir, serán recibidos en el cielo por 72 vírgenes, al igual que su profeta.
 
Me imagino que en su mente tergiversada en el mundo terrenal todo es abstención y arriba, en el cielo, hay una orgia constante de grandes dimensiones.
 
Mientras que exista este tipo de pensamiento y perduren estas enseñanzas, nunca habrá paz en el Medio Oriente. Y, por lo tanto, el futuro inmediato se vislumbra lleno de sufrimiento y muerte.


<<< >>>




Regreso al contenido | Regreso al menu principal