Islamofobia - Intelecto Hebreo

Son las:
12/07/2019
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Islamofobia

Etapa Electónica 2
 Islamofobia
(Miedo al terrorismo y a la radicalización)
 
Por: León Opalín
 
El antisemitismo ha cobrado un vigor inesperado en el último lustro, particularmente en la Unión Europea, que no solo afecta a los judíos, también a diferentes sectores de la sociedad global. Paralelamente la islamofobia en el mundo ha estado en ascenso continuo desde los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001 en EUA, que fueron una serie de 4 atentados terroristas suicidas, con casi 3 mil muertos y más de 6 mil heridos.  
 
El grupo musulmán radical Al Qaeda impactó dos aviones de pasajeros secuestrados en las Torres Gemelas de Nueva York, las cuales fueron reducidas a escombros. Ese día otra aeronave se estrelló en el Pentágono en Washington, mientras que un cuarto avión chocó en Pensilvania sin lograr su objetivo, el Capitolio.
 
Asimismo, la islamofobia ha sido impulsada por la creciente participación de los partidos racistas de ultraderecha en diferentes gobiernos en el mundo, sobre todo en los de Europa y, más recientemente en EUA. Altwajario Abdulazis Otman, de nacionalidad saudí, Director General de la Organización Islámica para la Educación, la Ciencia y la Cultura, con sede en Rabat Marruecos, creado en 1982 por la Organización de la Conferencia Islámica, a imagen de la UNESCO (para promover un punto de vista islámico sobre la ciencia y la cultura), no descarta la culpa “en el otro”, que admite que las comunidades musulmanas radicales en países occidentales, no han sabido organizarse para defender sus intereses, sin faltar a sus obligaciones civiles como ciudadanos de esos países; se han negado a integrarse y respetar a las culturas y valores occidentales, lo cual no significa que pierdan su identidad religiosa.
 
Para Altwajario históricamente ha existido un sesgo “injusto y ofensivo” en el relato cristiano sobre el islam, que incluye las guerras cruzadas y la ocupación colonial moderna de grandes territorios de musulmanes en el mundo que fueron saqueados. Según Altwajario el colonialismo favoreció la creación de regímenes crueles que privaron a los ciudadanos musulmanes de libertad y dignidad, dos factores que explican la migración de cientos de miles de musulmanes hacia occidente, especialmente a Europa. Esta migración masiva causó desequilibrios en las naciones a las que llegaron y que han sido utilizados por razones políticas y electorales por los partidos de extrema derecha en busca de votos.
 
Cabe destacar históricamente la presencia del islam en Europa no es un fenómeno nuevo, a partir de 711 los musulmanes conquistaron amplios territorios en la orilla norte del Mediterráneo, establecieron Califatos y Emiratos en la Península Iberia durante más de 7 siglos. La caída del último Emirato de Granada en 1492, marcó el final de la dominación política musulmana en España. La Monarquía Española reconquistó Al Ándalus (España musulmana y cristiana). El siglo XVI estuvo marcado por la persecución contra los moriscos (musulmanes convertidos al cristianismo) hasta su expulsión en 1609.
 
Por otra parte, en el siglo XIX Europa se lanzó a colonizar el mundo con una visión dual: aprovecharse de su riqueza de los territorios colonizados, y a la vez con una visión civilizadora, empero, desde una perspectiva de superioridad racial y cultural. El mundo árabe islámico fue colonizado desde 1830, cuando Francia invadió Argelia; en 1839, los británicos, colonizaron Adén, en Yemen; entre ambos se apropiaron de Túnez en 1881, Egipto en 1882, Sudan en 1898, así como Libia y Marruecos en 1912. Más tarde, La Inquisición motivó la expulsión de los judíos sefaradíes (españoles) musulmanes y conversos.
 
En el Mediterráneo Oriental los otomanos islamizados derrotan a los griegos, expulsándolos de Anatolia y tomaron Constantinopla (1453), que después se llamó Estambul y conquistaron toda la zona de los Balcanes. Los países bálticos se independizaron en el siglo XIX, antes de la disgregación del Imperio Otomano tras la Primera Guerra Mundial. Los musulmanes bosnios, albaneses y kosovares nunca fueron expulsados y actualmente constituyen la población autóctona de Europa. También existen musulmanes autóctonos en Rumania y Bulgaria.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal