Informe de la Organización Mundial del Comercio - Intelecto Hebreo

Son las:
06/12/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Informe de la Organización Mundial del Comercio

Etapa Electónica 2
Informe de la Organización Mundial del Comercio
Por: León Opalín

En el último informe de la Organización Mundial del Comercio (OMC) de abril del 2018 se indica que el volumen del comercio mundial de mercancías creció 4.7% en el 2017, frente a 1.8% en el 2016; fue el mayor avance en seis años; fue impulsado principalmente por factores cíclicos, en particular, el aumento de las inversiones y de los gastos de consumo y el incremento de precios de los productos básicos, que provocaron un alza de los ingresos en las economías basadas en la explotación de los recursos naturales que fomentaron la inversión en el sector energía. La inversión es importante para el comercio porque se le considera el componente del PIB con mayor intensidad de importaciones, seguido de las exportaciones, el consumo privado y el gasto público. Cabe mencionar que el adelanto del año pasado, en alguna medida, estuvo “inflado” por la debilidad que registró durante los dos años anteriores, que estableció una base de referencia más baja para la expansión actual.
 
De acuerdo con la OMC, históricamente el volumen del comercio mundial de mercancías ha aumentado a un ritmo aproximadamente 1.5 veces más rápido que el PIB real mundial a tipos de cambio del mercado. La relación entre el crecimiento del comercio y el crecimiento del PIB (la denominada “elasticidad del comercio con respecto a los ingresos”) fue superior a 2.0 en el decenio de 1990, pero volvió a descender a 1.0 en los cinco años siguientes a la crisis financiera (2011-2016), Esa medición de la elasticidad aumentó de 0.8 en 2016 a 1.5 en 2017, cifra próxima al promedio histórico. La recuperación de los volúmenes del comercio de mercancías registrada en 2017 tuvo lugar de manera generalizada en las distintas regiones, y principalmente en la esfera de las exportaciones, en América del Norte, América Central y del Sur y el Caribe, Europa y Asia especialmente. Las importaciones experimentaron un continuo crecimiento a lo largo de todo 2017 en Asia y América del Norte, mientras que en importaciones se aceleró en el transcurso del año en Europa (1.4% en el primer semestre y 4.1% en el segundo) y América Central y del Sur y del Caribe (1.5% en el primer semestre y 6.6% en el segundo).
 
De todas las regiones, Asia fue la que registró el más rápido crecimiento del volumen del comercio en 2017, tanto en lo concerniente a las exportaciones (6.7%) como a las importaciones (9.6%), después de dos años de escasa expansión. Las exportaciones e importaciones de América del Norte se recuperaron considerablemente en 2017, al experimentar un crecimiento del 4.2% y el 4.0%, respectivamente, tras sufrir un estancamiento en 2016. El avance de las importaciones de América Central y del Sur y del Caribe volvió a ser positivo en 2017, con un aumento del 4.0%, después de tres años de pronunciados descensos. Entretanto, las corrientes comerciales europeas siguieron incrementándose a un ritmo moderado, del 3.5% en el caso de las exportaciones y del 2.5% en el de las importaciones.
 
En las “otras regiones”, África, el Oriente Medio y la Comunidad de Estados Independientes, hubo un crecimiento continuo de las exportaciones (2.3%) en volumen, que se explica por el hecho de que la demanda de petróleo y otros recursos naturales tiende a ser muy estable en cantidad. Por otro lado, las importaciones del conjunto de estas regiones aumentaron solo 0.9%, debido en parte a la subida de los precios de los productos básicos primarios, que hace que aumenten los ingresos de exportación en los países exportadores de recursos y permite que se compren más importaciones. Los precios de la energía se duplicaron con creces desde enero de 2016, pero incluso a casi 70 dólares por barril, los precios del petróleo se mantuvieron por debajo del nivel que prevaleció antes de mediados de 2014 (100 dólares).
 
Por lo que respecta a las exportaciones, Asia contribuyó en 2.3 puntos porcentuales al 4.5% del crecimiento mundial registrado en 2017, lo que representa 51.0% del aumento total; asimismo, aportó 2.9 puntos porcentuales al 4.8% del avance de las importaciones mundiales, equivalente al 60.0% del aumento total. América del Norte también realizó sustanciales contribuciones positivas a las exportaciones e importaciones, después de haber contribuido muy poco al crecimiento del comercio en 2016, debido a la pérdida de dinamismo de la demanda interna y externa. Europa aportó menos al crecimiento de las importaciones y exportaciones de mercancías el año pasado de lo que lo hizo en 2016; América Central y del Sur y el Caribe realizaron un apoyo positivo por primera vez desde 2013 en virtud de que Brasil salió de su recesión.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal