Hipatia de Alejandría - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Hipatia de Alejandría

Etapa Electónica 2
 
Hipatia de Alejandría
 
 
Por: Aarón Maya (París, Francia)
 
 
Permítaseme hacer un preámbulo a la presente colaboración, para externar mi gran beneplácito por la continuación de esta magnífica revista, que gracias a los esfuerzos de un grupo de intelectuales -en su mayoría de la comunidad judía mexicana- mensual-mente permiten dar su luz -y la de otros muchos colaboradores- a un grupo cada vez más importante de lectores nacionales y del extranjero, mediante temáticas vastas y estilos originales e interesantes. Deseo que en esta nueva era, continúen los progresos hacia las loables metas culturales que desde el principio fueron trazadas, y desaparezcan para siempre las sombras que la interrumpieron.
 
 
Hará unos cuantos meses, por razones de trabajo como curador, tuve la oportunidad de estar varias semanas en el Museo Británico de Londres, el único en su tipo del Reino Unido, y uno de los mayores y más famosos museos de antigüedades de todo el mundo. Desde su apertura, el 15 de enero de 1759, solamente cerró sus puertas por motivo de las dos guerras mundiales, y ha pasado de tener 5,000 visitantes al año, a más de 5 millones, convirtiéndose en uno de los museos más visitados del mundo.
 
Uno de esos días en que surgen momentos de descanso entre colegas, alguien hizo referencia a un cuadro muy antiguo pintado sobre una base en madera algo dañada, que según estudios efectuados por el mismo museo, databa del siglo V o VI de nuestra era; se trataba de un bello rostro femenino cuyo autor era desconocido, pero que en la parte posterior llevaba el nombre de «Hypatia». Al terminar mi labor, la curiosidad me condujo al salón donde se estaba restaurando; de inmediato al ver el cuadro, me dio la impresión de que se trataba de una obra griega, o que por lo menos la dama pintada -seguramente alguna diosa o cortesana- tenía ese origen.
 
Junto al cuadro había una carpeta que contenía varias fotografías de esculturas, otras pinturas, dibujos, un logotipo y una no muy extensa biografía de la mujer en cuestión. Curiosamente todos esos elementos representativos de la bella mujer se habían creado en diferentes siglos por distintos artistas; como un dibujo de un tal Gravura de Gaspero de 1908, o el logotipo de una asociación mundial cuyos trabajos se encaminan en pro de un conocimiento sin fronteras. Como tenía esa noche un compromiso cerca del hotel, pedí permiso para hacer una fotocopia de su biografía y enterarme con detalle de quien se trataba.
 
Mi sorpresa fue mayúscula al leer en el desayuno que todos mis supuestos hacia Hipatia, estaban errados, pues se trataba de una mujer nacida en Egipto, no era cortesana y mucho menos diosa. Se trataba nada menos -y usando términos modernos- de una mujer totalmente realizada, que bien puede ser ejemplo del más radical y auténtico movimiento feminista del pasado siglo, que se dedicó -entre otras cosas- al estudio, desarrollo y enseñanza de las ciencias, como las matemáticas, filosofía y la astronomía.
 
Nacida en Alejandría en el año 370 y asesinada cobardemente en la misma ciudad en el 415, ha sido considerada por muchos historiadores que la conocieron, entre ellos uno de sus alumnos de nombre Hesiquio el Hebreo, como una de las mujeres más sabias e influyentes de su época; un ser que por sus opiniones respetaban muchos magistrados y que además aplicaba sus conocimientos en la tecnología, teniendo en su haber varios inventos, como un destilador de agua, un hidrómetro y varios artefactos modificados, como un astrolabio para la navegación.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal