Encrucijada P XII - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Encrucijada P XII

Condensados

Encrucijada
Novela Histórica


Capítulo XII


Por: El Comité Especial de "Foro",
basado en una novela inédita de José Kaminer.


OSLO
10 DE DICIEMBRE DE 1994.

Una ligera nevada caía sobre la blanca ciudad de Oslo, acompañada por un fuerte viento proveniente del mar que lanzaba caprichosamente los copos de nieve en diferentes direcciones, mientras que un pálido sol se vislumbraba a veces entre espesas nubes grises en un ambiente húmedo y frío.
En el auditorio del instituto se estaba llevando a cabo la ceremonia de entrega del premio Nobel de la Paz para el año de 1994. Estaban entre los presentes, Su Majestad el Rey Harald y la familia real. Los galardonados eran Isaac Rabin, Primer Ministro del Estado de Israel, Shimón Peres, su Ministro de Relaciones Exteriores y, Yasser Arafat Presidente de la O.L.P.
No era la primera vez que un político israelí y uno árabe eran galardonados con el Premio. En el año de 1979 lo recibieron el Primer Ministro de Israel Menajem Begin y el Presidente de Egipto Anwar Sadat por la firma del Tratado de Paz Israelo-Egipcio.
En 1991 se convocó en Madrid a una Conferencia de Paz para promover el proceso de paz para el Medio Oriente, auspiciada por los americanos y los soviéticos con la participación de representantes de Israel, Siria, Líbano, Jordania y los Palestinos.
Las pláticas en Oslo, capital de Noruega, empezaron tras una Conferencia en la universidad, a la que fueron invitados: el embajador Israelí David Ben-Iztjak y el representante de la O.L.P. para Noruega, Yusuf Samir.
Al iniciarse la conferencia se le pidió a cada uno que hablara de lo que la paz significaba -para las partes que ellos representaban- y qué era para ellos en lo personal llegar a un entendimiento mutuo de palestinos e israelíes. Ambos respondieron lo que era oficial en la primera pregunta, en cambio cuando respondieron en lo personal contestaron ambos sinceramente que los palestinos e israelíes deberían llegar a un entendimiento y buscar una vía para solucionar sus problemas por el camino de la paz. Hasta David citó a Isaac Rabin el Primer Ministro cuando era él jefe del Estado Mayor del F.D.I. y lo entrevistó el periodista Hanan Luria. «Hay que buscar cualquier grieta para llegar a la paz.»
Después de la conferencia David se dirigió al palestino con una pregunta que lo hizo voltearse cuando la oyó.
-¿Eres tú Yusuf de Kafr Assiya?
Si efectivamente -contestó Yusuf volteándose para saber quién le preguntaba tan sorpresivamente.
Yo soy David de Nir-Gad que ¿no me reconoces?- exclamó David sonriente.
Por Alá, si eres tú, no te había reconocido, ha pasado mucho tiempo desde que nos vimos la última vez -dijo Yusuf un tanto emocionado.
Ya que compartimos las ideas, te propongo que nos reunamos para iniciar conversaciones, claro está que cada uno pedirá permiso para ello -dijo David.
Me parece muy buena idea -dijo Yusuf.
Posteriormente empezaron tras bambalinas conversaciones bilaterales entre palestinos e israelíes que condujeron a una Declaración de Principios (D.D.P). Delineando las disposiciones para un autogobierno palestino en la Margen occidental del río Jordán y la franja de Gaza. Su firma fue precedida por el intercambio de cartas entre el Presidente de la O.L.P, Yasser Arafat y el Primer ministro de Israel Isaac Rabin, en ellas encontramos que Israel reconoce a la O.L.P. como único representante del pueblo palestino y que la O.L.P. renunciaba al terrorismo y prometía derogar aquellos artículos en la Carta Palestina que niegan a Israel el derecho a la existencia y, que ambos se comprometían a encontrar una solución pacífica del conflicto entre las dos partes.
La D.D.P, fue firmada en Washington D.C. en septiembre de 1993, contiene una serie de principios mutuamente aceptados respecto a un período de cinco años de autogobierno palestino constituido en cuatro etapas. La primera, una autonomía palestina en la zona de Jericó y en la Franja de Gaza realizado en mayo de 1994.
En agosto del mismo año se inició la segunda etapa con la transferencia de poderes y responsabilidades a la administración palestina en los campos de Educación y Cultura, Salud, Bienestar Social, Impuestos Directos y Turismo.
Faltando dos etapas más para los años 1995 y 1996 para constituir el Autogobierno palestino.
Mientras que el presidente del comité Nobel entregaba el premio por la paz para el año de 1994 a Isaac Rabin, Shimon Peres y Yasser Arafat por sus esfuerzos para llegar a una paz, David y Yusuf irradiaban de felicidad.

4 DE NOVIEMBRE DE 1995
En una manifestación a favor de la Paz, Isaac Rabin es asesinado por un fanático.

8 DE JUNIO DE 1998
JERUSALÉN
La noche se vestía de gala, en negro azabache, con sus fulgurantes estrellas que parecían corno brillantes lentejuelas acompañadas por la luna en cuarto menguante.
En el salón de banquetes del Hotel Holy Land en Jerusalén se finalizaban los últimos arreglos para el banquete de la boda que se estaba llevando a cabo en la sinagoga Ohel Aaron de Mea Sharim.
El Rabino Shlomo Finkel estaba en doble alegría, ya que estaba oficiando la ceremonia y como tío de la desposada. La novia que veía todo a través de su velo blanco, empezó a perder contacto con la realidad, de pronto se sintió envuelta en espesas nubes blancas, que cuando se disiparon, estaba ella en la Universidad Hebrea de Jerusalén caminando por el campus, cuando de repente se topó con un estudiante que venía corriendo en dirección contraria. El choque fue un poco brusco y los libros de ambos cayeron al piso, al agacharse para recogerlos se vieron por primera vez cara a cara, despertando en ellos una sensación intensa y un poco descontrolada, ni uno, ni otro sabían como actuar, hasta que él dijo:
Slija, perdón -dijo él.
Te perdono si me ayudas a recoger mis libros -dijo ella dejando escapar una sonrisa.
De acuerdo pero si me dices cual es tu nombre dijo él.
Mi nombre es Vardit.
Bonito nombre, ¿Qué significa?
Significa Rosita -entonces ella se dio cuenta que tenía un acento extranjero - ¿De dónde vienes?
Soy nuevo aquí, vine de México a hacer una maestría en Economía.
Mexicano, ¿Ma shem shelja? (¿Tu nombre cual es? -preguntó ella.
Me llamo Mijael Landstern.
Así había empezado la relación amorosa de Vardit y Mijael. Los actuales novios, ella era hija de Sarit y Eli, nieta de David y Meira Ben-Itzjak. Él era hijo de don Jacobo y Raquel Landstern de la ciudad de México.
Cuando Mijael tomó a Vardit de la mano para colocarle el anillo, ella volvió a la realidad, sintiéndose muy feliz por un lado y por el otro triste, ya que su padre había muerto en un accidente automovilístico dos años atrás.
Harei At -dijo el Rabino Finkel.
Harei At -repitió el novio.
Mekudeshet Li v'Tvaat zu -dijo el Rabino a continuación.
Mekudeshet Li v'Tvaat zu -volvió a repetir el novio mientras le colocaba el anillo a su futura esposa.
V'Dat Moshe veIsrael -finalizó el Rabino.
V'Dat Moshe veIsrael -terminó de repetir el novio la oración en la cual bendecía y desposaba a la novia.
Después de romper el tradicional vaso se oyeron muchos Mazal Tov de boca de los presentes, luego todos se dirigieron al Hotel Holy Land.
Al poco rato el salón de banquetes parecía una recepción diplomática y no una boda, donde se hablaban diferentes idiomas como: el hebreo, el español, el francés y el árabe.
Entre los invitados se encontraban algunos embajadores, ministros, Miembros de la Kneset, profesores de la Universidad, familiares y amigos. Los meseros iban y venían atendiendo a los invitados con charolas de vino blanco. Mientras los músicos tocaban música algo ligera en el ambiente formal y agradable que se iba creando.
Se les pide a todos los presentes guardar silencio para dar la bienvenida a los novios -dijo el maestro de ceremonias.
La orquesta empezó a tocar la marcha nupcial de Mendelsohnn, después aparecieron los novios poniéndose a bailar un vals. David acudió a bailar con su nieta, al mismo tiempo que la mamá del novio acudía a bailar con su hijo, después el papá de Mijael sucedió a David bailando con su nueva nuera, mientras que Sarit invitaba al nuevo yerno.
Luego de servir el primer plato, David y Meira fueron a saludar a los invitados, el primero con el que se encontraron fue con Shlomo el Rabino.
Hermano mío, me alegra que hayas venido al banquete de la boda -dijo David muy complaciente.
«Kol haNehene miSeudat Jatan uMesamjó Keilú Bana Ajat miJravot Yerushalaim» («Todo aquel que goza del banquete del novio y la hace feliz, es como si construyera una de las ruinas de Jerusalén») («Tratado Talmúdico Brajot 6) -expresó Shlomo y abrazó a su hermano.
La orquesta empezó a tocar música que estaba de moda para el goce de los invitados.
De pronto David divisó a Yusuf Samir que estaba parado en el umbral del Salón del banquete.
Bienvenido seas, pasa por favor -dijo David acercándose.
Mabruk Yajavivi (felicidades amigo querido, en árabe) -expresó Yusuf, estrechando su mano. Muchas gracias -dijo David.
Las gracias son para tí -profirió Yusuf.
¿Por qué a mí? -pregunto David.
Por los arreglos que hiciste para llevar los restos de mi padre a enterrar en Assiya junto con sus ancestros -expresó Yusuf con mucho sentimiento.
Ven para que conozcas a los novios -dijo David.
Con mucho gusto, pero antes quisiera pedirte que hiciéramos un pacto -profirió Yusuf.
¿Qué pacto? -preguntó David asombrado.
El que tú y yo hagamos todo lo posible para influir en nuestros líderes para que busquen siempre el camino del entendimiento y la paz -dijo Yusuf.
Acepto el pacto -dijo David, ambos se estrecharon las manos.
En otra parte del salón se encontraba el Ministro de Relaciones Exteriores David Levi, conversando con el Señor Jacobo Landstern.
Señor Ministro, quisiera pedirle un favor, pero antes de concedérmelo le prometo donar un centro de actividades a su ciudad de Bet Shean -dijo don Jacobo.
¿Qué favor quiere usted? -preguntó el Ministro.
Podría usted nombrar a David Ben-Itzjak, el próximo embajador del Estado de Israel para México -expresó don Jacobo.
Es usted un buen comerciante don Jacobo -dijo el Ministro sonriente.
Por eso soy lo que soy, uno de los líderes de la comunidad judía y un floreciente hombre de negocios -expresó don Jacobo.
Acepto gustoso su oferta Señor mío -dijo el Ministro.
Hay encrucijadas que conducen a varios seres a un camino de luz y entendimiento. Pero hay encrucijadas que los alejan uno de otro. Como humanos tenemos la posibilidad de escoger aunque el camino esté lleno de recovecos, ya que todo se resume en cómo queremos vivir.

F i n


EPILOGO
Israel es un país complejo y un milagro de nuestros días que se ha dicho mucho de él. Desde que D—s le dijo a Abraham: «Vete de tu tierra y de tu Parentela y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré; y haré de ti una nación grande y bendecirte he, y engrandeceré tu nombre y serás Bendición (Génesis 12:1.2).
Su posición geográfica resulta un enclave donde tres continentes se unen; África, Asia y Europa. Es la puerta del Oriente, la tierra de tradiciones de las tres religiones monoteístas que emanan del paisaje y de la historia, es la Tierra Santa por antonomasia, donde la palabra paz (shalom, saalam y pax) es usada todos los días y en muchos momentos, a pesar que la realidad a veces cruda y sangrante, hagan desconocer el verdadero significado de la palabra para tornarlo en un saludo frecuente y no más.
Hoy por hoy Israel es un país floreciente que se extiende desde los kibutzim en el norte a la sombra de los montes del Golán a Eilat, que es el Puerto al Mar Rojo en el extremo meridional del Neguév. Del mediterráneo, hasta las riberas del río Jordán en su parte transversal.
Su población resulta un increíble mosaico de perfiles y costumbres amalgamados por una fe férrea en su existencia, donde su crisol de Diásporas enriquece.
«Ein ha-Galuyot Mitkantzot ela beSajar ha-Emuna» («No serán reunidas las Diásporas sino por el pago de la fe) (Tratado Talmúdico Sota 46); ya que se puede encontrar judíos de todas partes del ancho mundo, que luchan por Sobrevivir ganarse el pan de cada día.
Siendo un pueblo consagrado a su historia que ha heredado y sigue legando día con día con todo lo que hacen, que da como resultado por un sentido histórico propio de su misión; por eso Israel merece vivir para Siempre.
Este año cumple cincuenta años de existencia, habiendo navegado por turbulentas aguas lejanas de un puerto seguro, donde las metas, los retos y las pruebas hay que superar todos los días.
Sólo con la fe en nosotros los judíos que somos merecedores de tener la tierra prometida a nuestros Patriarcas, si somos capaces de dejar a un lado las rencillas y las amargas disputas que nos erosionan y disgregan, podremos ser dignos, siempre y cuando sepamos aceptar una pluralidad que de todo hagamos «un todo».


«Kol Israel Ajim Hen»
«Todo Israel son Hermanos»
(Tanjuma).

Regreso al contenido | Regreso al menu principal