Encrucijada P VII - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Encrucijada P VII

Condensados

Encrucijada
Novela Histórica


CAPITULO VII


Por: El Comité Especial de "Foro", basado en una novela inédita de José Kaminer.

Universidad Hebrea de Jerusalem
Agosto de 1964
La vida le había sonreído casi todo el tiempo a través de su existencia; era como si el destino le tenía algo reservado, o tal vez un gran rol. Exactamente no lo sabía aún, después de La Campaña de Sinaí en la que resultó herido en el pulmón derecho, trastorno del cual logró recuperarse prontamente.
Durante su convalecencia David empezó a analizar la vida. Poco a Poco comenzó a comprender que no estaba hecho para ser un "kibutznik" (miembro de un kibutz) común. Todavía no sabía que rumbo tomar cuando le llegó una invitación de parte del jefe del Estado Mayor de ese entonces, el General Moshe Dayán para recibir un "tzalash" (tziun lashebaj - mención honorífica).
- Otorgo esta mención honorífica a este oficial, por su valor a toda prueba, por su gran desempeño y por desdeñar el peligro al salvar a un camarada -exclamó con mucha solemnidad el General Dayán.
- Toda raba hamefaked (muchas gracias señor) profirió David mientras a Meira se le escapaban unas lágrimas de emoción.
El F.D.I. (Fuerzas de Defensa de Israel, le otorgó una beca para estudiar en la Universidad Hebrea de Jerusalem. Todavía no sabía que quería estudiar por lo que decidió viajar a Jerusalem.
Cuando paseaba por el campus en Guivat Ram, vio a Adam Taub que se encontraba conversando con el catedrático Nathan Feiburg (al que conoció posteriormente). Al principio no lo había reconocido a pesar de haber visto en él un rostro familiar. Con ciertas dudas se acercó para disiparlas.
- ¿Eres tú David del kibutz Nir-Gad? Adam le preguntó en un hebreo con ligero acento americano.
- Si... si soy David. ¿Es usted Adam Taub?, preguntó David.
- Ese soy yo -contestó Adam.
- ¿Qué hace usted en la universidad?
- Doy clases en la facultad de Relaciones Internacionales.
- Me disculpan me tengo que ir -profirió el catedrático Feiburg y luego se apartó de ellos.
- ¿Tú qué haces aquí? lo interpeló Adam.
- Tengo una beca para estudiar.
- ¿Qué piensas estudiar?
- No se todavía, espero poder asesorarme con usted -respondió David.
- ¿Por qué no vienes a mi casa hoy en la noche? -preguntó Adam.
Más tarde en la casa de Adam Taub en Rejavia, David acudía a la cita. Adam había dejado su puesto en el Departamento de Estado, a raíz de la elección de John F. Kennedy para presidente por el Partido Demócrata. Aunque no había mucha diferencia entre republicanos y demócratas, él era partidario de los republicanos.
Desde el principio del año 1960 había logrado conseguir un puesto de catedrático visitante en la Universidad en la facultad de Relaciones Internacionales. El encuentro con David, había despertado viejos recuerdos de la época de la guerra de liberación y su convalecencia en el kibutz Nir-Gad. Desde su primer encuentro con David, vio en él un joven muy inteligente. Que con él, tenía a menudo conversación mientras le ayudaba y atendía. David por su parte, consideraba muy especial este encuentro tan inesperado.
Adam le explicó sobre la facultad y sus proyecciones para los egresados; también de la tremenda importancia para el Estado de Israel, de tener personal calificado para las grandes tareas que habría que realizar, para garantizar su existencia.
David después de la cita, convencido que ese era el camino a elegir, se inscribió en la facultad de Relaciones Internacionales en septiembre del año de 1957. Después de terminar su B.A., continuó para el M.A., luego con el Ph.D.
A mediados del año 1964, le fue propuesto un cargo en el Ministerio de Relaciones Exteriores para cuando terminara su doctorado. Si tomaba el puesto, Meira, los niños y él, tendrían que abandonar el kibutz. Así un fin de semana que vino a Nir-Gad le planteó la situación a su esposa.
Después de llevar a acostar a sus hijos al "beit yeladim" (casa de los niños - en el kibutz los niños duermen aparte) le dijo a Meira del puesto ofrecido y sobre la decisión de tener que abandonar el kibutz. Ella -esa noche- y sus suegros aceptaron, después de que David les explicó sus razones.

Tel-Aviv
25 de Septiembre de 1964
En la oficina del Ramatcal (Jefe del Estado Mayor) del F.D.I., se llevó a cabo una entrevista, por el periodista Raanan Luria al General Isaac Rabin. Isaac Rabin, había entrado en el cargo a principios del año, ocupando también el cargo de Subjefe del Estado Mayor.
El panorama que presentaba el país era bastante tenso, existían problemas para activar el "Mobil Artzi" (Acueducto Nacional) y para desviar las fuentes del río Jordán, ya que los sirios seguían usando su artillería contra la alta Galilea Oriental, en las cercanías del lago Kineret (mar de Galilea).
Habían empezado nuevamente los actos terroristas árabes, después de haberse creado la O.L.P (Organización para la Liberación de Palestina) conocida como Al-Fataj dirigida por Ahmed Shuqueiri.
Los soviéticos habían mandado a Egipto nuevas remesas de armas para compensar las pérdidas del año 1956, provocando así la posibilidad que se desatara una nueva guerra próximamente. Egipto había movilizado más de 9000 soldados en la Península del Sinaí.
Ante este panorama el periodista preguntó:
P- ¿Sí existe esperanza de paz entre Israel y sus vecinos en un futuro próximo, sin que Israel tenga preferencia militar definida?
R.- Yo veo en ello, dos preguntas que tienen en común. Si con toda nuestra voluntad que hemos efectuado para hacer paz; si con todo el esfuerzo efectuado hasta la fecha para buscar cualquier grieta que se abra para crear dichas condiciones, yo pienso que con una postura más realista, sobre lo que sucede en el mundo árabe actualmente, lamentablemente podríamos decir que las posibilidades son nulas para un futuro cercano. O sea en los próximos tres o cinco años. Me cuesta ver más allá de la situación actual, sin que exista una etapa intermedia de coexistencia.
La base para esa coexistencia, es la aceptación de la existencia del Estado de Israel. Sin este reconocimiento, no podrá triunfar ningún intento. No se trata de algún cambio en la frontera en cuestión de metros o de una porción de tierra a cambio de otra.
P- Ya que no disfrutamos de paz oficial o de coexistencia... ¿Existe el peligro día a día de la destrucción de Israel, como lo ruge la propaganda árabe?
R.- En forma teórica, existe este peligro. Pero la llave para evitar el peligro, está en nuestras manos, más que en la de otros.
Así como no hay posibilidad de cambiar -mientras tanto- la voluntad para destruirnos, que existe entre los actuales líderes árabes, nosotros debemos de asegurar que nosotros tratamos de evitarlo, teniendo el poderío suficiente que desaliente al enemigo. El poderío debe ser muy real, si queremos desalentarlo.
Ficciones se descubren temprano o tarde, así pues, debemos tomar en cuenta la peor posibilidad para preparar al F.D.I. para que pueda enfrentar a todos los países árabes al mismo tiempo y en varios frentes.
Desde que la URSS mandó sus remesas de armas a Egipto, hemos tenido la obligación de reforzar nuestra fuerza adecuadamente.
P- ¿Cuáles son las posibilidades de un "Pearl Harbor" árabe sobre nosotros?
R.- En las condiciones que se encuentra nuestra región, en que las distancias son cortas; cuando gran parte de los países árabes están realmente colindando con las fronteras de Israel; la problemática que pudiera tener una sorpresa de esa índole sería de las peores que tendríamos que enfrentar, no obstante, no existe un peligro inminente de un "Pearl Harbor" de cualquier tipo, ya que F.D.I. no sólo sopesa el poderío que necesitamos para la guerra, sino también, el nivel de prontitud del Servicio de Inteligencia y el operacional que debe de tomar en cuenta esa posibilidad.






Aquí está la explicación del por qué debemos de cansar a los reservistas con tantos llamados, ya que no basta que sean buenos combatientes; ellos deben de estar bien entrenados, para alistarse rápidamente y entrar en combate en la brevedad posible. Para lograrlo se debe practicar continuamente. Es claro que un ataque aéreo resulta más fácil de realizar para sorprender, por lo que la prontitud de nuestra Fuerza Aérea es más alta, que en otros corpus.
P- ¿Si la situación de continuo enfrentamiento que existe entre nosotros y los árabes, pudiera continuar, dentro nuestras posibilidades de seguridad, podría durar por espacio de veinte años más?
R.- Con la ayuda de nuestro potencial tecnológico, tenemos supremacía sobre nuestros vecinos; podemos seguir manteniendo nuestra seguridad con la perspectiva a largo plazo. Contando con la ayuda del desarrollo tecnológico de las armas en el mundo, también debemos cuidar nuestro propio desarrollo, sólo así existe la probabilidad de que Israel pueda subsistir de manera segura por mucho tiempo y no tiene caso preocuparse dentro de los límites de veinte años.
P.- ¿En una paz con los árabes, existirían desventajas para Israel?
R.- No existen en la vida situaciones que no tengan limitaciones y ventajas. El concepto "paz", puede vestir varias formas. Si fuera una verdadera paz no cabrían las desventajas, pero si se creara una paz como una ilusión de arreglo, sin contar con un contenido profundo y serio, podría resultar peligroso.
El teléfono de Reuben Arnon encargado de revisar la entrevista otorgada sonó, interrumpiendo la lectura que hacía de la misma, marcando las partes importantes para publicarlas.
- ¡Aló! ¿mi medaber?  (¡Aló! ¿quién habla?) -inquirió Arnon.
- Soy yo Amos. Contestó el editor en jefe.
- ¿Qué quieres? preguntó Reuben.
- Ven a mi oficina con los datos que tengas de tu próximo editorial.

Nir-Gad
27 de Octubre de 1964
La madre de Meira había recogido una carta que había mandado su hija de Jerusalem, con este tenor:
"Queridos padres shalom rav (muchos saludos): Deseándoles que se encuentren bien al recibir la presente carta, así como todos en el kibutz, perdonen que no les haya escrito con anterioridad y haya pasado más de un mes desde que abandonamos el kibutz los niños y yo; aprovechamos para llevar a cabo varios trámites y arreglar el departamento que David alquiló para nosotros.
El departamento contiene dos alcobas con calefacción central, nuestro edificio es un pequeño crisol de diásporas, nuestros vecinos son: persas, rumanos, marroquíes, polacos y búlgaros.
Cuando llega la víspera del Shabbat los pasillos se inundan de deliciosos aromas.
Ahora les platicaré qué es estar en Jerusalem, que se encuentra rodeada por las colinas de Judea que la separan de la zona costera y del desierto; uno va descubriendo una ciudad rodeada de bosques. En sus calles y callejuelas se respira un aire un poco embriagador, muy diferente al del altiplano.
Desde el cese de las hostilidades y la celebración del armisticio con Jordania (finales del año 1949), la ciudad quedó dividida en dos. Una parte oriental, que comprendía la vieja ciudad amurallada en manos de los jordanos y la parte occidental en nuestras manos. Nuestro sector está ubicado en el extremo oriental de un corredor desprovisto de poblaciones judías. Hacia el norte, este y sur, está rodeada de territorios árabes hostiles.
La decisión de nuestro gobierno de proclamar a Jerusalem como capital y sede del gobierno a fines del año de 1948, dio la pauta para iniciar su crecimiento que provocó un aumento paulatino.
No obstante la frontera está en la misma ciudad. El único punto para cruzarla fue abierto para las Naciones Unidas; el puesto se haya a corta distancia de la carretera que conduce a la puerta de Damasco (una de las puertas que tiene la muralla que rodea a la ciudad vieja) a Nabi Samwil. El lugar es conocido como la puerta Mandelbaun (llamada así como homenaje al dueño del edificio), que es un punto de cruce oficial turistas con control de pasaportes y oficinas aduaneras.
A lo largo de la línea del armisticio en el norte y en el noroeste, como en Musrara (morashá), se levantaron extensos proyectos de vivienda para nuevos olim (inmigrantes). No obstante, el desarrollo principal tuvo lugar en el sur y el suroeste, en la colonia sureña de Katamon, que es donde vivimos.
Sobre el monte de Sión se construyó la bóveda del Holocausto, conocida como Yad Vashem (memorial del nombre). Varios factores contribuyen a darle a la ciudad una distinción entre las diferentes ciudades del país. Su arquitectura recurrente en varios estilos y períodos
.
Todo lo construido está hecho de la piedra jerosolimitana, que cuando el sol la irradia, revista un tono muy parecido al áureo metal.
Por sus calles van y vienen personas con  diferentes indumentarias y credos; como los más ortodoxos judíos, vestidos con sus negros caftanes y sus largas medias y en los Shabbats o fiestas tradicionales, llevan en su cabeza sus Schtraimels (sombrero de pieles) y sus sombreros de fieltro negro, haciendo fuerte contraste con los de Mizraji (ortodoxos moderados) con sus kipot (como solideo) de varios colores; árabes con su quefie (cubre cabeza típico) con su galabie (traje especial); sacerdotes y monjas de diferentes países y órdenes, como los popes de la Iglesia Ortodoxa Griega, clérigos de las Iglesias Abisinia, Copta y Armenia, frailes de los diferentes monasterios y los peregrinos de las tres religiones monoteístas.
A pesar que la ciudad está dividida, se siente su santidad y su singularidad, ya que es toda una vivencia que ejerce una fascinación indescriptible a su heterogénea población, que la comprenden familias de varias generaciones atrás, los recién llegados, los estudiantes, el personal universitario, los funcionarios gubernamentales y públicos.
Sobre nosotros, olvidaba contarles que pienso ingresar a la facultad de sociología.
Ron y Sarit están muy contentos en la guardería y los extrañan; preguntan mucho por ustedes.
Sin más por el momento reciban nuestros besos y abrazos con mucho cariño.

Meira, David, Ron y Sarit
P.D. Contesten pronto.

El Cairo, Egipto
15 de Diciembre 1964
En un curso de oficiales egipcio, Yusuf Samir se había vuelto un gran amigo de un joven ingeniero que era como él, palestino, y tenían ideas comunes en contra de los sionistas. Yasser Arafat -su amigo- lo invitó en el año de 1959 a publicar en Beirut el periódico "Palestina".
Cuando empezó a viajar a China Comunista y Corea del Norte, lo acompaño Yusuf gustosamente, como lo hizo cuando viajaron a El Cairo en el momento en que se instituyó la O.L.P. que uniría a la postre el esfuerzo palestino, creando un ejército, después formulando una declaración de metas palestinas que hablaban de destruir el Estado de Israel como medida extrema.
En la época de Ahmed Shouqueiri, primer líder de organización, se definió el estilo burdo anti-israelí que ha acompañado desde entonces a la O.L.P. Así también parte de las metas de la organización, aseguraban la hegemonía del grupo de veteranas figuras, la mayoría leales a Egipto.
Yusuf logró conseguir un puesto alto en la jerarquía en la incipiente O.L.P, gracias a su pasado de fedayin.

Continuará…









Regreso al contenido | Regreso al menu principal