Compleja identidad y enigmática muerte de un espia - Intelecto Hebreo

Son las:
06/12/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Compleja identidad y enigmática muerte de un espia

Etapa Electónica 2
Compleja identidad
y enigmática muerte de un espía.

En 2007, el multimillonario Ashraf Marwan, yerno de Nasser y socio de Al-Fayed, murió al precipitarse por el balcón de su casa.

No era un empresario cualquiera:
trabajó durante años como espía
Por: Jacobo Contente
El conflicto bélico que muchos historiadores denominan como “Relámpago”, entre los ejércitos de Egipto, Siria y Jordania contra Israel, ocurrido entre el 5 y 10 de junio de 1967, desató un malestar entre la coalición árabe por una derrota fulminante, que transformó el tablero geopolítico de la región. Por su parte la nación judía multiplicó el tamaño del territorio bajo su control, al quitarle a Egipto la península del Sinaí y la franja de Gaza; a Siria los Altos del Golán y a Jordania el Este de Jerusalem.
 
La rápida victoria tomó por sorpresa incluso a los propios israelíes que pasaron del temor a la euforia, no obstante que sus planes de guerra fueron siempre de defensa y no para obtener territorios árabes. Esto lo demuestra la incertidumbre que se señalaban en las minutas del gobierno israelí, por no saber qué hacer para ocupar, aprovechar y vigilar apropiadamente las grandes extensiones con que ahora contaban.
 
No cabe duda de que la decisión de atacar primero del Primer Ministro Levi Eshkol, en la mañana del 5 de junio de 1967 las fuerzas aéreas de los enemigos, dieron a Israel una gran ventaja, factor sorpresa que posteriormente tratarían de imitar los árabes en la Guerra de Yom Kipur. Conflicto que ya no enarbolaba las banderas anteriores de un panarabismo liderado por Nasser, que, con la derrota y el tiempo, perdió fuerza (aunque lamentablemente surgió un nuevo movimiento palestino autónomo de los gobiernos árabes), pero en las cabezas de esos gobiernos en lugar de hacer la paz, seguían cultivando el anhelo de la recuperación de los territorios perdidos, sobre todo entre los gobernantes egipcios.
 
Para esa nueva guerra tiene un papel importante Ashraf Marwan, yerno de Nasser, que según señalan sus conocidos, nunca tuvo del suegro más que reproches. Ashraf junto con su esposa Mona, se habían instalado en Londres para que él hiciera varios estudios sobre historia y política. Al morir su suegro debido a un infarto, el nuevo gobierno encabezado por Anwar Sadat le otorgó varios puestos de importancia como consejero gubernamental y diplomático con base en Inglaterra.
 
Sorpresivamente al poco tiempo de volver a Londres -trató en varias ocasiones- de establecer contacto con los dirigentes de los servicios secretos de Israel (el Mossad). Los agentes israelíes aconsejados por su gobierno no le prestaron atención, pero al fin decidieron abordarlo pues su director había tratado el tema con altos funcionarios en Jerusalem, advirtiendo que posiblemente -de acuerdo con la posición de posición actual de Ashraf Marwan -la cual fue verificada previamente-, debería manejar información privilegiada. Según Ashraf, él estaba convencido que no debería existir más guerras entre su país e Israel, que la paz convenía a toda la región; algo que despertaba entre los israelíes mucha desconfianza, pero que se debía tratar.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal