Asimov - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Asimov

Etapa Electónica 2
Asimov
Maestro de la ciencia ficción
Por: Aarón Maya, París, Francia
Son varios los afamados escritores, que tan sólo al pronunciar su nombre o seudónimo (Julio Verne, Agatha Christie, Arthur Conan Doyle, Corín Tellado, etc.), de inmediato surge en nuestra mente el género literario por el que adquirieron su reputación. En el caso de Isaac Asimov, independiente a un buen período en que la novela lo proyectaría como buen escritor, en realidad es famoso mundialmente por sus conferencias, artículos y libros sobre ciencia ficción.

Los saltos que hace dar a sus múltiples lectores, entre la realidad y la ficción, fueron notorios en toda su vida, y sobre todo en el legado y resultados relevantes que su gran obra provocan en la ciencia y conocimientos humanos, por lo visto todavía por algunas generaciones más. Ese cambio de orientación literaria surgió en 1958 cuando abandona la universidad y las investigaciones que realizaba y se dedica a la divulgación de sus conocimientos. Siendo un apasionado de la historia, sobre todo la de la ciencia, publica su primer libro que no fue totalmente ficción, un manual de bioquímica para adolescentes, provocando su gran aceptación la construcción de lo que sería su gran carrera.

Esas dotes de divulgación y la facilidad de plasmar en forma clara y didáctica sus conocimientos, lo hizo ser un escritor compulsivo, por lo general de los que se llaman de habitación cerrada, agrandando la vastedad de temas que pocas veces se habían tratado con tanto detalle. De esa época, independiente a obras enciclopédicas, tuvo en su haber la "Guía de la ciencia para el hombre inteligente" que consta de 14 volúmenes e incluye una síntesis de las cien preguntas más importantes y básicas sobre la ciencia.

Referente a sus orígenes, se sabe que fue hijo de emigrantes judíos rusos, llegando al puerto de Nueva York a la edad de tres años, donde aprendió a leer antes de ir a la escuela. En el bachillerato ese joven prodigio escribió su primer relato en forma de cuento novelado pero además se dedicó a venderlo en pequeñas copias a diez centavos para así poder ayudar a su padre quien se dedicaba a vender dulces en el barrio de Brooklyn. Independiente a sus estudios dedicaba largas jornadas en el negocio familiar, donde tuvo la oportunidad de seguir leyendo todo tipo de revistas, encausándolo su padre a que fueran de tipo educativo. Ese cuidado en su educación forjó su ecléctica en su personalidad como escritor, independiente a su vasta erudición que con el tiempo surgió en él un estilo claro, sencillo para llegar a un público cada vez más amplio.

Esas actividades lo hicieron participar en revistas de ciencia ficción desde 1939, llevando al mismo tiempo sus estudios en la carrera de bioquímica en substitución a su fobia hacia la medicina, carrera que aconsejaron sus padres. Más adelante dedicó toda una serie a la robótica, ya no como literatura meramente fantasiosa, sino con bases que su ciencia y conocimientos adelantados le permitían. Tras la segunda Guerra Mundial su trabajo en la marina como químico, le dio la posibilidad de doctorarse en la materia consiguiendo un puesto de profesor en la Universidad de Boston. Se considera que su primera novela de ciencia ficción fue "Un guijarro en el cielo", a la que seguiría una trilogía de la Fundación que fue galardonada en 1966 con el premio Hugo a la mejor serie de ciencia ficción de todos los tiempos. Posteriormente tuvo una serie de aventuras intergalácticas inspirada en el clásico en la historia sobre la decadencia y caída del Imperio Romano, sin olvidar los aspectos científicos y de robótica que los hacían educativos para sus lectores.

A Isaac Asimov en el mundo científico literario se la apodaba "El ateo de origen judío" y cada vez que alguien le preguntaba por sus creencias, este científico y escritor se declaraba racionalista y humanista, una forma cortés de decir que era ateo, pese a que sus padres lo educaron en la ortodoxia judía. Asimov nunca renunció a sus orígenes pero tampoco formó parte de causas como la sionista o trató temas sobre Holocausto. No obstante sus actitudes comentadas anteriormente, nunca se avergonzó de su origen y en su vida diaria y obras mantuvo su verdadero nombre, cuando lo usual en el caso de artistas o personajes judíos importantes en la Unión Americana, era cambiarlo por uno que sonara más anglosajón y evitar así los problemas de antisemitismo.

Su papel como hombre afamado y de éxito lo llevó a ser Presidente de la Asociación Humanista Americana, una organización que aspira al bien de la humanidad, además participó discretamente en varias campañas como donador y recolector de fondos para causas humanitarias en todo el mundo. Lo que sus contemporáneos siempre admiraron de él fue su amor al trabajo y se dice que odiaba las vacaciones y que jamás celebraba las fiestas de calendario. Ese tren de vida sólo lo detuvo la muerte, sucedida en 1992 tras un fallo coronario y renal.

Años después se rebeló que había fallecido a causa del virus del SIDA, que contrajo durante una operación de corazón diez años antes. Este brillante escritor tuvo en su haber más de quinientos volúmenes y un sinfín de artículos. Debido a sus méritos una de las más afamadas revistas de la Unión Americana lleva su nombre "Asimov's Science Fiction", también lo lleva un asteroide el 5020 Asimov, y un robot, el humanoide ASIMO.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal