Antisemitismo actual en Suecia y Alemania - Intelecto Hebreo

Son las:
06/12/2018
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Antisemitismo actual en Suecia y Alemania

Etapa Electónica 2
Antisemitismo actual en Suecia y Alemania
Por: León Opalín
Los judíos de Suecia, alrededor de 20 mil personas en el presente, que durante décadas han disfrutado del entorno de una sociedad liberal de bienestar y respeto a los derechos humanos, enfrentan actitudes violentas de el creciente número de residentes musulmanes y de los ultraderechistas neonazis suecos. Sólo quedó en la memoria cuando durante la ocupación alemana en Dinamarca en la Segunda Guerra Mundial, que Suecia acogió en su territorio a casi 8 mil judíos de ese país que fueron rescatados por barco por el movimiento de resistencia danés, solo 450 judíos de Dinamarca fueron capturados por los nazis y enviados al campo de concentración de Therestenstaldt.
 
En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial, muchos refugiados de los países balíticos, Rumania y Polonia se trasladaron a Suecia. En las décadas siguientes hubo otras oleadas de judíos refugiados desde Hungría, 1956-1958, que abandonaron a los gobiernos comunistas; mas vinieron de Polonia entre 1968 y 1970; de manera que entre 1955 y 1970 la población judía de Suecia se duplicó. Los judíos en Suecia, son una pequeña minoría, comparado con los musulmanes que suman alrededor de medio millón en ese país. Más de 6 mil judíos son miembros de alguna congregación; Estocolmo la capital de Suecia, tiene la comunidad judía más grande, empero, también las hay en Malmó, Gothenburg, Borás, Helsingburg, Lund y Uppsala.
 
En el presente la mayoría de los miembros de la comunidad judía de Suecia son sobrevivientes del Holocausto o segunda y tercera generación; tienen una estructura de “comunidad unida”, que amalgama a las diferentes corrientes religiosas del judaísmo; es de destacar que en la tercera generación el porcentaje de matrimonios mixtos se incrementó de manera significativa. Cada comunidad judía guarda su característica especial y una sinagoga de acuerdo a su estilo, sin embargo, el edificio comunitario es uno.
 
El multiculturalismo promovido en Suecia tiende a debilitarse por el extremismo musulmán y la extrema derecha que desafían a la vida comunitaria, particularmente a la de los judíos. Los incidentes antisemitas violentos en Suecia y otros países europeos, como Alemania, se dispararon después del reconocimiento de Jerusalén por parte de EUA como la capital de Israel. En mayo de este año cerró sus puertas la pequeña congregación judía de UMEA de 70 habitantes judíos al Norte de Suecia, por la intimidación de grupos neonazis. Los neonazis del Movimiento de Resistencia Nórdica a partir del 2016 habían pegado calcomanías con imágenes fascistas en el Centro Comunitario de UMEA.
 
La comunidad judía de Malmó con solo 2,000 judíos, ha recibido el mayor impacto de la violencia del antisemitismo musulmán y de grupos neonazis. En Malmó, al sur de Suecia, que es la tercera mayor ciudad del país con más de 350 mil habitantes, de ese total un tercio son extranjeros, principalmente musulmanes de Irak, Bosnia, Líbano, Irán y Turquía. Malmó había sido un refugio para varias generaciones de judíos que huían de persecuciones y de la intolerancia; ahora sienten amenazada su existencia. El acoso en las escuelas judías es especialmente preocupante con la decisión de Trump de declarar a Jerusalén la capital de Israel, en diciembre pasado estallaron en Malmó una ola de manifestaciones contra los judíos. El cementerio judío en la ciudad fue atacado con bombas incendiarias. En la Sinagoga de esta ciudad la congregación judía ha puesto barreras para evitar ataques con vehículos; el área ha permanecido custodiada por la policía durante mucho tiempo.
 
Los judíos viven bajo asedio, no pueden usar símbolos judíos en público, sin ser atacados por organizaciones musulmanas disfrazadas de activistas, que promueven el antisemitismo en escuelas y en instituciones públicas de Suecia; se estima que la mitad de los incidentes antisemitas son provocados por grupos musulmanes y otro 25.0% por movimientos de ultraderecha, principalmente. En las mezquitas de Suecia se difunden constantemente mensajes antisemitas; así, por ejemplo, un Imán en una mezquita en la ciudad de Helsingbord dijo en julio del año pasado que los judíos descendían se simios y cerdos.
 

Regreso al contenido | Regreso al menu principal